4.9.13

-10 formas de empezar mejor tu día-



Debo confesar que toda mi vida fui una persona nocturna. Empecé de adolescente quedándome hasta la madrugada leyendo largos libros y sigo igual al día de hoy. Y obviamente sufro de lo mismo que el resto de las personas nocturnas: aversión a las mañanas. Odio levantarme temprano. Bah, odio levantarme y punto. Todo el tiempo que trabajé fuera de casa tuve el hábito de levantarme con el tiempo justo para cambiarme, arreglarme, quizás tomar dos o tres mates e irme. Además, mi aversión a las mañanas se traducía en mal humor hasta el mediodía y altos consumos de café.  Y aunque sigo prefiriendo la noche a la mañana y todavía amo una buena taza de café, debo admitir que desde que estoy trabajando en casa le estoy tomando el gusto a las primeras horas del día.

Resulta que me di cuenta de un hecho totalmente increíble: si estoy de buen humor a la mañana, el resto del día fluye mejor. Sí, lo sé, es una idea extraordinaria y nunca antes escuchada. Ya llamé a los medios. Ja. La cuestión es que es cierto, y vale la pena hacer un esfuerzo para comenzar el día un poco mejor. Es por eso que compilé una lista de 10 acciones que pueden ayudarlas en este objetivo, especialmente si son personas nocturnas como yo y no tienen mucha inspiración a la mañana. Traté de recopilar algunas cosas que no les va a llevar mucho tiempo extra y otras que sí, para que por lo menos dos o tres cosas en la lista sean hábitos que puedan incorporar sin importar lo locas que sean sus vidas.

1.- Disfrutá de unos minutos al sol: Aunque sólo sea mirar por una ventana, asomarse a un balcón o subir a la terraza, un par de minutos paradas en silencio con el sol calentando nuestras caras pueden hacer una gran diferencia.

2.- Tomá el desayuno en la cama: Ya lo sé, parece un lujo reservado sólo para ocasiones especiales. Pero, ¿por qué? Si todos los días desayunan sentadas en la cocina mirando televisión, intenten alguna vez poner las cosas en una bandeja y volver a la cama por el tiempo que les lleve tomar el desayuno. La sensación de lujo las va a preparar para un día mejor.

3.- Pasá unos minutos más en la ducha: Darnos una ducha apenas nos levantamos es un hábito tan enraizado que la mayoría de las veces nuestra mente ni siquiera está con nosotras mientras lo hacemos. Tomate un minuto para estar presente en tu cuerpo y disfrutar de la sensación del agua en tu piel.

4.- Cambiá tu desayuno habitual: Si todas las mañanas desayunás con un café y unas galletitas, probá cambiando por un postrecito de chocolate. O un jugo de frutas. O un sándwich de queso. Lo que sea que te guste, date el gusto de tomarlo como desayuno para empezar la mañana deleitándote.

5.- Disfrutá de unos momentos con tu pareja: Poné el despertador un ratito antes y aprovechá para tener un mañanero con tu cuchi cuchi. O un solitario, si no tenés compañía. La mañana es uno de los momentos de mayor nivel de testosterona, la hormona que impulsa nuestro deseo sexual. ¿Por qué desaprovecharlo?

6.- Poné música alegre y movida: La mayoría de la gente que conozco, yo incluida, mira el noticiero apenas se levanta para ver qué pasa en el mundo (o para ver la temperatura y el tránsito, si queremos ser honestas). Y eso está genial, pero de vez en cuando escuchar tanta negatividad desde que abrimos los ojos nos puede tirar para abajo. Dejá la televisión apagada de vez en cuando y poné la radio, o tu lista de reproducción favorita, y cantá y bailá por la casa mientras te preparás para arrancar.

7.- Cambiá tu peinado de todos los días: Salvo que seas una de esas increíbles mujeres que tienen la fuerza de voluntad para ponerse crema de tratamiento, plancharse el pelo o hacerse un brushing  todas las mañanas, lo más probable es que estés acostumbrada a dejarte el pelo suelto o hacerte una colita y salir, algo simple y rápido. Intentá algo diferente y que no te lleve mucho tiempo: tirate un mechón de pelo para atrás con una hebillita o marcate la raya al costado en vez de al medio. Es un cambio chico, pero te vas a ver distinta en el espejo y te va a dar otro impulso para el resto del día.

8.- Pasate crema corporal hidratante después de la ducha: Conseguí alguna crema que tenga un lindo aroma, o que te deje la piel más radiante. Tomate unos minutos para esparcirla por todo tu cuerpo, masajeando los músculos a medida que lo hacés. Tu piel se va a sentir más linda y vas a estar más conciente de tu cuerpo a cada paso.

9.- Salí a desayunar: Así como tomar el desayuno en la cama puede sentirse como un lujo, también lo es salir a desayunar a algún lado. Andá caminando tranquila hasta esa cafetería chiquita que estabas queriendo conocer, o pasá por esa confitería que hace unas medialunas tan ricas y comprate un par con un café para desayunar en una plaza. Un cambio de escenario al comenzar el día te ayuda a arrancarlo con otra onda.

10.- ¡Dormí!: Aprovechá el fin de semana para darte un respiro de la rutina y apagá el despertador cuando insiste en que te levantes. Date permiso de dormir un rato más y disfrutar de un comienzo lento y tranquilo.


Cuéntenme, ¿qué hacen ustedes para comenzar mejor el día? ¿Son personas nocturnas o les gustan las mañanas? 


-Gi-

4 comentarios:

  1. qué buenas propuestas! a mí lo que más me cuesta es lidiar con esos minutos clave en que una tiene que tomar fuerzas y levantarse, y opta por darse vuelta y seguir durmiendo.
    a mí me sirve mucho abrir las ventanas de toda la casa para llenarla de luz, me pone de buen humor. aunque necesite salir de casa en media hora, esa media hora de casa iluminada es genial.
    qué bueno se está poniendo el blog!! arriba!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! Yo abro las cortinas de todas las ventanas apenas me levanto también. El sol de la mañana entrando en la casa es una de las mejores cosas.

      Eliminar
  2. For me, music, sunlight, and eventually when I wake up, some food.

    ResponderEliminar

nRelate Posts Only