13.9.13

-¿Qué significa de verdad la palabra GORDA?-


Ayer estaba dando vueltas en Pinterest y me crucé con una frase que decía “NUNCA NUNCA NUNCA le digas gorda a una chica, ni siquiera si estás bromeando. Nunca lo hagas”. En la descripción del pin, la persona que lo subió explicaba que muchas adolescentes caen en desórdenes alimenticios por creer en críticas que se les hacen, y que decirle gorda a una chica era atentar contra su autoestima. Ahora bien, yo entiendo que este consejo proviene de un buen lugar, y que quienquiera que lo haya escrito sólo está buscando el bienestar de adolescentes vulnerables a críticas ajenas.  Créanme que en este punto no podría estar más de acuerdo con ella. Sin embargo, creo que si bien el objetivo es bueno, el camino que toma para llegar a él no es el indicado.

A primera vista, sería fácil decir que resulta dañino que se le diga gorda a una mujer porque puede ser engañoso en cuanto a su forma física real, y que incluso puede llevar a alguien a un trastorno dismórfico corporal. Y sería cierto. Los trastornos alimenticios que padecen alrededor del 15% de las adolescentes en nuestro país tiene muchas veces raíces en este trastorno, generalmente mezclado también con ansiedad y depresión. Pero creo que es necesario también excavar un poco más profundo. ¿Por qué es tan malo para una mujer que alguien le diga gorda?


Según la Real Academia Española, gordo/a significa “de abundantes carnes, muy abultado y corpulento”. Pero ese no es el único significado que conlleva esa palabra en el día a día. Cuando alguien por la calle me grita ¡Goooorda! no creo que esté queriendo informarme que tengo abundantes carnes. Cuando pensamos en el estereotipo de una persona gorda, también pensamos en alguien vago, dejado, desagradable a la vista, tonto, sudoroso, que pasa todo el día comiendo de manera descontrolada sin levantarse del sillón. Y alguien con esas características resulta tan repulsivo según nuestros estándares culturales que la palabra gorda se vuelve entonces un insulto. No es de extrañar que la autoestima de una adolescente pueda resultar herida si cree que otros la ven de esta forma.

Pero, ¿es realmente una solución no utilizar la palabra gorda? Si alguien me describe como “la mujer gorda de pelo corto rojo”, ¿debería resentirlo y sentirme insultada? Es cierto que soy gorda, y que mi pelo es corto y rojo (después de pasar por el colorista). Creo que la respuesta más acertada está en retomar posesión de la palabra gorda, sosteniendo su significado por lo que es: una característica corporal como cualquier otra. No creo que nadie se sienta insultado si se le dice alto, bajo, de hombros anchos o labios gruesos. Son sólo descriptores que no conllevan ninguna valoración moral o social, y solamente si nos damos cuenta de eso y somos capaces de separar el adjetivo del estereotipo podremos librarnos de sentirnos insultados cuando alguien nos diga “gordo”.  Es algo que debemos lograr entre todos para que se produzca un verdadero cambio a nivel social, pero mientras tanto cada uno de nosotros que llegue a verlo así aporta su granito de arena.

Yo por mi parte ya no me siento insultada cuando alguien me dice gorda. Cuando voy por la calle y algún desubicado me grita “¡Gooooooorda!”, simplemente los encaro y les digo “Sí, ¿y?”. Me llevó un buen tramo llegar hasta acá, pero al conocer mujeres extraordinarias que se describen a sí mismas como gordas y orgullosas de serlo, una empieza a captar que es posible voltear un antiguo insulto y convertirlo en una insignia de identidad. Incluso tengo una pulsera con letras de strass que deletrean G O R D A. Creo que la vendedora no me podía creer cuando le pedí esas letras. Me pidió que se lo repitiera dos veces, jeje. Pero la uso orgullosa, porque gorda es algo que fui toda mi vida y que probablemente siempre voy a ser, y es tan parte de mi identidad como el color de mis ojos y el arco de mis pies.   


Asi que yo me refiero a mí misma como gorda, y voy a seguir refiriéndome de la misma forma a todas las personas que conozca, hombres o mujeres, con esta característica física. Y no, no me estoy tirando abajo a mí misma ni estoy insultando a nadie. Solamente nos estoy describiendo.

Cuéntenme ¿qué piensan sobre usar la palabra gorda? ¿Ustedes usan ese término o prefieren evitarlo?


-Gi-

4 comentarios:

  1. I call myself fat. It's simply an adjective. If someone calls me fat I want to say 'Well spotted! Now would you like a lollipop and a pat on the head?' Hahaha.

    ResponderEliminar
  2. Gise, sabes que una vez con mi hijo tuve el mismo dilema.
    El me hablaba de una nena que era gorda (viniendo desde la inocencia de un niño claro) y cuando yo estaba a punto de decirle que no le dijera asi porque se iba a sentir mal, me puse a pensar.
    Cual es el problema de ser gorda? Si yo le estoy diciendo que se va a sentir mal, le estoy mostrando que estar gorda esta mal.
    Entonces opté por mencionarle que a veces la gente usa la palabra gorda para HACER sentir mal a alguien cuando en realidad no hay ningun problema. Todos tenemos distintos grosores (y en cualquier parte del cuerpo! ja!)

    Por otro lado, me encantan tus posts porque demuestran y apuntan a que el resto se sienta igual de seguro. No hay por que sentirse mal. Ser gordo, ser flaco, ser bajo o alto no está mal. El tema es como cada uno encara tal cosa. Si me siento mal por ser gorda, lo que me está molestando es mi falta de amor propio o baja autoestima. Y lo que tengo que reforzar es eso y no adelgazar para que me quieran.

    Ademas, una vez que uno se quiere a uno mismo, se acepta como es, elimina la ansiedad y el estres, y eso es mucho mas beneficioso que adelgazar :D

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras Dulcia! Realmente este es un tema de empezar a aceptarnos y querernos por como somos, y encontrar formas de lidiar con los prejuicios y estereotipos que otros puedan tener sobre nosotros.
    Me encanta cómo manejaste la situación con tu nene. A veces no nos paramos a pensar en las cosas que hacemos y decimos alrededor de los chicos, pero ellos aprenden de nuestro ejemplo. Charlar de estas cosas desde chiquitos ayuda a abrirles la cabeza a otras perspectivas.

    ResponderEliminar

nRelate Posts Only